0 Flares 0 Flares ×

Llego el momento de presentarme, mi nombre es Marcelo y soy fotógrafo de boda en Barcelona. Me imagino que estás en la difícil decisión de escoger quien será el fotógrafo que realice tu reportaje de boda. Voy a explicarles un poco como siento la fotografía de boda. Para mi cada boda que fotografío es un desafío personal, Dedico todo mi esfuerzo físico y mental para que tengan unas fotos de bodas diferentes. En mi blog tengo un extenso portfolio de reportajes de bodas, donde se pueden ver claramente lo diferente que son las fotografías de boda que componen cada reportaje, esto no es casualidad, esto quiere decir que mi intención es trabajar sobre la improvisación todo el tiempo, para que tengan unas fotos espontáneas de boda. Pero esto no termina ahí, no alcanza solo con realizar fotos espontáneas de boda, esas fotos tienen que expresar algo mas, y eso tiene que ver con la sensibilidad con la que se capturen esos momentos. Me interesan varias cosas de la fotografía de boda. Una es justamente lo que transmitía anteriormente, la sensibilidad con que se capturen los momentos, otra tiene que ver con el espectador, el lector de esa imagen, aquí entra en juego las sensaciones que produce esas fotografías, como si se trataran de un documento antropológico, que pueda causar interés en personas, las cuales no estén unidas a ningún tipo de vinculo emocional con los protagonistas. Y por ultimo el lenguaje fotográfico, aquí es donde entramos en el dilema si estas imágenes pueden ser fotografía artística de boda, por que no? si tenemos en cuenta que personas sin vínculos a los fotografiados pueden imaginar, sentir, e identifarse, entonces si podemos considerar que que hay un valor artístico.

Quiero compartir con ustedes algunos textos que dejaron en mi blog y que explican muy bien por que me interesa y siento por la fotografía de boda.

El antropologo Martin Correa-Urquiza decía:  Marce tu trabajo es muchisimo mas que fotos de Boda…son fotos del acontecimiento, de algo que pasa cuando pasa la boda…no se, es eso como un documental casi antropologico de lo que sucede…Un placer mirar las imágenes, más allá de si uno conoce o no a quienes están en ellas. Y ahí es donde radico lo interesante y lo novedoso.
Un abrazo
 M.

La pareja Aroa i Òscar la cual fui su fotógrafo de boda decían: En cierto modo la vida no deja de ser una secuencia de momentos y experiencias que componen el conjunto de nuestro ser y nuestro momento fue tan dulce como lo son tus fotografías. Una dulzura natural que fluye de tu interior Marcelo. En tus fotos de boda se recoge el sentimiento, cariño y dedicación por aquellas pequeñas cosas que nos hacen cada amanecer más grandes y más humanos.

Mi hermano del alma, el actor Pere Brasó decía: Qué buenas fotos Marcelo!!! Aunque no me sorprenden. No sabes trabajar de otra manera. Llevo siguiéndote desde que disparabas en Tri-X, en blanco negro. Conviertes en fácil algo tan complicado como acariciar la vida en cada foto, en ese instante mágico elegido por tu ojo derecho (o eres zurdo?). Mezclas los mejores valores de este mundo: belleza, sencillez, espontaneidad, sentido del Humor y del amor. Todo ello cocinado -también lo haces de maravilla y no es casualidad- con tu mirada y tu materia prima: la luz, tu amante y esposa. Me gusta que no te encierres en etiquetas, que utilizas a tus maestros, pero no sucumbas a ellos. Se dice que “un genio es un plagiario que aún no ha sido descubierto”. Doy fe de que no es tu caso, porque he vivido en tu cocina. Me gustan tantas cosas de tus fotos, tu libertad, tu concentración, la pasión que se convierte en amor por el detalle, por el límite del “negativo”, por el reflejo, por la dimensión de la sombra, por el contraluz bien utilizado, sin cursilería barata. Siempre vás más allá y eso es lo que os hace especiales. A tí y a tu trabajo, que no es más que tú mismo en relación con el mundo.
Bueno, ya paro, no sea que te relajes con tanto elogio, aunque sé que es imposible que te lo creas, porque sabes que creérselo es morir y tú no puedes. La vida es crecimiento hasta que la palmamos y tu foto es vida, pura vida. No con los valores alocados con los que la gente estereotipa la pura vida, sino con paciencia -casi sinónimo de amor-, amor por el detalle, por lo cotidiano, lo que aparentemente no brilla… pero los sabios saben que merece más la pena iluminar que deslumbrar y “vos así lo hacés”. Chico listo, el porteño silencioso. Un abrazo y no pares… No puedes parar. Gracias, gracias por compartir tu sensibilidad con todos nosotros.

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Email -- 0 Flares ×